Futbol de Costa Rica - Sitio Oficial de UNAFUT

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Tribunal Disciplinario declara sin lugar recurso del Comité Ejecutivo de la Federación

E-mail Imprimir

Este viernes en horas de la tarde, el Tribunal Disciplinario de la Unafut conoció el Recurso de Revocatoria con Apelación en Subsidio presentado por el Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol sobre la sanción impuesta al jugador alajuelense Christopher Meneses,  en donde el órgano del ente rector de la máxima categoría acordó declarar sin lugar el recurso de revocatoria interpuesto y declaró inadmisible el recurso de apelación.

 

De esta forma, Meneses podrá estar presente en la jornada 18 del Campeonato ProGol 2013, después de haber cumplido con los dos partidos de castigo que le impuso el Tribunal Disciplinario de Unafut.

 

El Tribunal, conoció el lunes anterior, un Proceso Sumario de Investigación presentado por el departamento legal de Liga Deportiva Alajuelense, en donde se acordó bajar de tres a dos partidos de suspensión el castigo impuesto al jugador Christopher Meneses.

 

A continuación se adjunta la transcripción de la resolución de Tribunal Disciplinario de Unafut, en sesión extraordinaria de este viernes 12 de abril 2013:

 

“TRIBUNAL DISCIPLINARIO DE LA UNIÒN DE CLUBES DE FÙTBOL DE PRIMERA DIVISIÒN.

 

RECURSO DE REVOCATORIA CON APELACION EN SUBSIDIO INTERPUESTO POR EL SEÑOR EDUARDO LI SANCHEZ, PRESIDENTE DE LA FEDERACION COSTARRICENSE DE FUTBOL EN CONTRA DEL ACUERDO TOMADO POR EL TRIBUNAL DISCIPLINARIO DE UNAFUT A LAS 21 HORAS DEL 08 DE ARIL DEL 2013 EN SU SESION ORDINARIA NUMERO22-2013, JORNADA 17, EN DONDE SE RESUELVE PROCESO SUMARIO DE INVESTIGACIÓN SOLICITADOPOR LIGA DEPPORTIVA ALAJUELENSE A FAVOR DEL JUGADOR CRISTOPHER MENESES BARRANTES, POR LAS SANCIONES IMPUESTAS POR EL TRIBUNAL DISCIPLINARIO, EN LA SESION ORDINARIA  NUMERO 21-2013, JORNADA 16.

 

A LAS TRECE HORAS DEL DOCE DE ABRIL DEL 2013.

 

 

RESULTANDO:

 

PRIMERO: QUE EN FECHA DIEZ DE ABRIL, SE RECIBE RECURSO DE REVOCATORIA CON APELACION EN SUBSIDIO INTERPUESTO POR EL SEÑOR EDUARDO LI SANCHEZ, PRESIDENTE DE LA FEDERACION COSTARRICENSE DE FUTBOL EN CONTRA DEL ACUERDO TOMADO POR EL TRIBUNAL DISCIPLINARIO DE UNAFUT A LAS 21 HORAS DEL 08 DE ABRIL DEL 2013 EN SU SESION ORDINARIA NUMERO22-2013, JORNADA 17, EN DONDE SE RESUELVE PROCESO SUMARIO DE INVESTIGACIÓN SOLICITADO POR LIGA DEPORTIVA ALAJUELENSE A FAVOR DEL JUGADOR CRISTOPHER MENESES BARRANTES, POR LAS SANCIONES IMPUESTAS POR EL TRIBUNAL DISCIPLINARIO, EN LA SESION ORDINARIA  NUMERO 21-2013, JORNADA 16.

 

SEGUNDO: Alega la Federación que “se recurre el acuerdo ya indicado y que fuese tomado por el Tribunal Disciplinario de la Unafut en razón de que la sanción impuesta no corresponde a los hechos contenidos en el informe Arbitral (articulo 88 inciso a)del Reglamento Disciplinario de la Unafut.

 

TERCERO: Sigue manifestando en su escrito la Federación que “En el fallo recurrido el Tribunal Disciplinario de UNAFUT declaró erróneo en cuanto a los hechos en Informe Arbitral del partido disputado entre los clubes Club Sport Herediano y AD Liga Deportiva Alajuelense celebrado el día 04 de abril del 2013, toda vez que en dicho informe el árbitro ALLEN QUIROS NUÑEZ (y no Allen Quesada Muñoz como erróneamente consigna el Tribunal Disciplinario de Unafut en su resolución) reporta que al minuto 55 el jugador Cristopher Meneses Barrantes del club AD Liga Deportiva Alajuelense realiza “conducta violenta al darle una patada por detrás a un adversario sin estar en disputa el balón” lo cual lo hizo merecedor de una tarjeta roja directa. No obstante, luego de haber supuestamente analizado un video sobre la jugada en cuestión que fue aportado por el club AD Liga Deportiva Alajuelense dentro del Proceso Sumario de Investigación promovido por dicho club, el Tribunal Disciplinario de Unafut que contrario a lo que indica expresamente el Informe Arbitral, la falta cometida por el jugador Meneses Barrantes se realizó cuando el balón se encontraba en disputarazón por la cual rebajó la sanción disciplinaria aplicada al jugador de tres partidos de suspensión a dos partidos, y además eliminó la multa de ¢18.000.oo que se había decretado por el agravante de no estar en disputa el balón así como la multa de ¢50.000.oo por faltar al juego limpio. Como más adelante se analizará, la interpretación dada por el Tribunal Disciplinario de UNAFUT es absolutamente errónea y técnicamente incorrecta.

 

CUARTO: Alega además la Federación, en cuanto a lo principal, que el video debe ser visto y escuchado de forma integral, sucede que cuando el jugador Meneses disputa el balón con su mano izquierda da un jalón al hombro al jugador rival, “justo en ese momento se escucha con claridad el pito del árbitro sancionando la falta” (se recomienda al Tribunal hacer pausa del video para escuchar el pitazo). Posteriormente, ya cuando el árbitro había pitado la falta” el jugador Meneses no se detiene sino que continúa su acción y se barre dando una patada por detrás en contra del mismo jugador rival. Es decir, que el árbitro ya había pitado la falta anterior y el partido se encontraba detenido por dicho motivo cuando se da la patada por detrás el balón no se encontraba en disputa.

 

QUINTO: Que la fundamentación técnico-arbitral y legal en lo dispuesto por las Reglas de Juego se indica “Balón fuera de juego. El balón estará fuera de juego cuando: (…) el juego haya sido interrumpido por el árbitro” y si el juego está detenido el balón no pudo estar en disputa. Arremete la Federación contra el Tribunal diciendo que “El análisis técnico arbitral de una jugada no puede ser realizado por el Tribunal Disciplinario de Unafut tan a la ligera, precisamente por carecer dicho Tribunal del conocimiento técnico para realizar tal interpretación, de ahí que la sana crítica demanda solicitar al menos la ampliación del informe a fin de que el arbitro aclare aquellos puntos que resulten difíciles o confusos de interpretar para el Tribunal, y de ninguna manera proceder el Tribunal a interpretar una jugada y a declarar erróneo un informe arbitral”.

 

CONSIDERANDO QUE:

 

PRIMERO: Es común que se presenten solicitudes de apertura de un Procedimiento Sumario de Investigación, garantía procesal que existe en el Reglamento Disciplinario desde hace muchísimos años, y es una actividad ordinaria y consuetudinaria del Tribunal. Ante la sanción efectuada por el Tribunal, la ASOCIACION LIGA DEPORTIVA ALAJUELENSE, mediante escrito recibido a las 17 horas del día 08 de abril del 2013, solicita a este Tribunal Disciplinario abrir un Proceso Sumario de Investigación, por cuanto, con fundamento en el informe del árbitro ALLEN QUIROS NUÑEZ, el Tribunal acuerda aperturar el Procedimiento Sumario de Investigación, siendo actividad normal del Tribunal, y luego de un exhaustivo estudio y análisis del video  llega a la conclusión de que, efectivamente, luego de observar y escuchar  reiteradamente el video de la jugada en que participa el jugador CRISTOPHER MENESES y un jugador herediano, previo a la “gresca” referida por LDA, que existe un golpe por detrás o patada por parte del jugador Meneses a un jugador herediano, en una jugada fuerte, tipo barrida. Esto da origen a un tumulto, “gresca” o intercambio de empujones y reproches entre jugadores de ambos clubes, y el Tribunal pone especial atención al tema reportado por el árbitro, de que el golpe o patada por detrás, se da, por conducta violenta, sin estar en disputa el balón. Este punto es esencial, en tanto, hace la diferencia entre una imposición de tres partidos de suspensión y dos partidos de suspensión. El artículo 35), inciso c), establece con claridad que el Tribunal, considerando la gravedad de la falta, podrá sancionar con una pena de dos a tres partidos de suspensión, sin embargo, la norma no establece, como corresponde a la materia penal sancionatoria, en qué caso dos y en qué caso tres partidos de suspensión. Desde tiempo atrás, el Tribunal considera que, cuando se trate de una agresión, sin disputa de balón, se imponen tres partidos y no dos si se trata de disputa de balón. Cuando no esté en disputa de balón, jurídicamente, entiende el Tribunal que es cuando no existe una jugada, el juego está detenido, se da una agresión en un lugar alejado de donde se juega el balón, es decir, se da una agresión en un lugar distinto del lugar donde se están sucediendo los hechos deportivos. La única referencia disciplinaria que menciona el artículo 35. Inciso c), se da cuando, dice, no medie disputa del balón, sea dentro del giro del partido o bien por encontrarse el mismo detenido o bien suspendido, lo que implica que un golpe o agresión es por una actividad fuera de competencia, aunque se de en medio del terreno de juego y durante un partido.

 

SEGUNDO: Hace bien la Federación en argumentar que el video debe ser visto y escuchado de forma integral, sucede que cuando el jugador Meneses disputa el balón con su mano izquierda da un jalón al hombro al jugador rival, “justo en ese momento se escucha con claridad el pito del árbitro sancionando la falta” (se recomienda al Tribunal hacer pausa del video para escuchar el pitazo). Posteriormente, “ya cuando el árbitro había pitado la falta” el jugador Meneses no se detiene sino que continúa su acción y se barre dando una patada por detrás en contra del mismo jugador rival. Es decir, que el árbitro ya había pitado la falta anterior y el partido se encontraba detenido por dicho motivo cuando se da la patada por detrás el balón no se encontraba en disputa. En este particular tema, considera el Tribunal que, aunque técnicamente el asunto tratado es correcto, lo es para efectos de las decisiones del árbitro, pero no puede serlo para efecto de las decisiones sancionatorias del Tribunal. El Tribunal con base en lo que reporta el árbitro, en primera instancia, analiza y aplica el Reglamento Disciplinario, conforme a la sana crítica del derecho penal o sancionatorio, sin que para ello necesite o precise conocimiento técnico-arbitral para realizar tal interpretación. Una cosa son las decisiones del árbitro en el terreno de juego, y algo distinto es la aplicación jurídica de una norma sancionatoria. Al observar la jugada, reiteradamente, y luego de las deliberaciones acostumbradas, el Tribunal llega a la conclusión de que, para efectos sancionatorios, los jugadores Meneses, su rival y otros están disputando arduamente un balón, y la barrida o patada que se da, se da en el fragor de la disputa, y no es, de ninguna manera, una agresión en lugar distinto, fuera de la zona donde se disputa un balón, aunque técnicamente, la jugada había sido invalidada por una falta previa. Este tema no es de técnica arbitral, es de apreciación de la conducta de un jugador, para imponerle un castigo.

 

TERCERO: Sobre el pito o pitazo previo del árbitro al haber señalado una falta, no ha sido posible para el Tribunal tener evidencia a través de los medios audiovisuales, de que tal pitazo existió, por lo cual el partido estaba técnicamente detenido, como lo expresa el recurso de la Federación. Sin embargo, no es necesario tener esa evidencia, porque, aunque se tuviera, no hay tampoco prueba, de que los jugadores tuvieran conocimiento del pitazo y no detuvieron las acciones, sino que, por el contrario, lo que resulta evidente es que los jugadores en disputa del balón y otros cerca de la jugada, siguieron actuando en la disputa deportiva normalmente, y esto sí es fundamental para efectos sancionatorios. No hay evidencia de ese conocimiento aunque el árbitro así lo haya decretado. Los jugadores siguieron su disputa de balón, y no sólo Meneses, sino los dos y otros que se aprecian en las tomas de los videos. Además, ante la duda, por principios jurídicos irrefutables en un estado de derecho, debe absolverse al posible infractor.

 

Es indispensable integrar al análisis de toda la situación los siguientes elementos: el jugador sancionado se encuentra de espaldas al árbitro cuando éste indica en su informe que sanciono la primera falta, si bien en el video parece escucharse un silbato, no es factible determinar sin duda alguna si este es el silbato del árbitro, además es imposible para este Tribunal comprobar lejos de cualquier duda si los jugadores involucrados en la jugada percibieron este silbato y lo desobedecieron adrede; más bien este Tribunal logra percibir del video analizado que los jugadores de ambos equipos continúan disputando el balón en una jugada que se produce en un lapso cortísimo de tiempo, sea centésimas de segundo del sonido del pito hasta que la jugada termina.

 

En casos como el anterior, este Tribunal reitera que la duda debe de aplicarse en beneficio del supuesto infractor, como en efecto se hace.

 

En cuanto al informe arbitral, es menester señalar que éste documento debe bastarse por si solo y contener todas las apreciaciones que el árbitro pretenda sean tomadas en cuenta a la hora de aplicar el Reglamento Disciplinario; si el árbitro omite aspectos importantes, no puede atribuirse esta responsabilidad al Tribunal Disciplinario ya que éste Órgano debe de resolver con los hechos y pruebas que se describan y se contengan en el Informe Arbitral, siendo imposible e improcedente hurgar en las intensiones y pensamientos del árbitro.

 

CUARTO: El informe del árbitro, expresa lo siguiente: “Min 55 Nº 14 Cristopher Meneses Barrantes por Conducta violenta al darle una patada por detrás a un adversario sin estar en diputa el balón, Roja Directa”

 

El informe arbitral es un documento común, acostumbrado en este tipo de casos, sin ninguna diferencia de otros sobre hechos similares, y por lo demás absolutamente claro.

 

Alega en su recurso la Federación que el Tribunal debió solicitar al menos la ampliación del informe a fin de que se aclaren aquellos puntos que resulten difíciles o confusos de interpretar para el Tribunal, y de ninguna manera proceder el Tribunal a interpretar una jugada y a declarar erróneo un informe arbitral.

 

El Tribunal no comparte lo afirmado por la Federación, en tanto como se dijo, el informe es absolutamente claro y descriptivo y no es necesario pedir aclaración sobre lo que está absolutamente claro. Si el informe fue omiso, y no incluyó otras circunstancias que debió relatar el árbitro, no es responsabilidad atribuible a este Tribunal. El Reglamento establece que se sanciona con fundamento del informe del árbitro y que este se presume cierto. Así procedió el Tribunal al imponer tres partidos de suspensión. Posteriormente, el club Liga Deportiva Alajuelense conforme a su derecho y a las garantías procesales, solicita una apertura para que el Tribunal mediante un Proceso Sumario, con vista de una herramienta audiovisual, considere una posible equivocación o error del árbitro. Al Tribunal  no le corresponde, en este caso, decidir sobre si hubo error del árbitro. Se puede suponer que el informe es correcto y que desde el punto de vista técnico-arbitral, el árbitro tiene toda la razón. El Tribunal, como ya se dijo, revisa el video y decide si la sanción impuesta corresponde o debe aplicarse una distinta, y en este caso concluye que, para efectos sancionatorios, el balón indiscutiblemente sí estaba en disputa, aunque para efectos arbitrales la jugada estaba invalidada por el árbitro, al haber pitado una falta anterior, según lo expone la Federación.

 

QUINTO: por los argumentos antes señalados y las citas legales indicadas, procede en cuanto al Recurso de Revocatoria, declararlo sin lugar.

 

Analizado que fuera si la apelación deba admitirse, este Tribunal debe referirse al artículo 89 del Reglamento Disciplinario de la UNAFUT, que en lo conducente señala:”El recurso de apelación solo se admitirá en las situaciones descritas en el artículo anterior y siempre que se dirija contra alguna de las siguientes sanciones:

 

a)    Multa cuyo  monto sea superior a los ochenta  y cinco  mil  colones.

b)    suspensión por un periodo de dos meses en adelante.

c)    Suspensión mayor a dos partidos.

 

En vista de que la resolución recurrida no encaja dentro de las situaciones previstas en el Reglamento Disciplinario el Tribunal Disciplinario lo rechazará de plano mediante resolución, sin que se admita ulterior recurso sobre la base de lo mismo.

 

Este Tribunal cumple con hacer el señalamiento de lo que en derecho corresponde y traslada el expediente a la Federación Costarricense de Fútbol para los fines que estimen pertinentes.

 

POR TANTO:

 

Se declara sin lugar el Recurso de Revocatoria Interpuesto, se declara inadmisible el Recurso de Apelación y se traslada el expediente a la Federación Costarricense de Futbol.”

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tabla de posiciones JPS

No.

EQUIPO

PTS

1

SAPRISSA

46

2

ALAJUELENSE

41

3

HEREDIANO

38

4

UCR

32

5

CARMELITA

31

6

BELÉN

28

7

URUGUAY

27

8

LIMON

24

9

PEREZ ZELEDON

22

10

CARTAGINES

21

11

SANTOS

19

12

PUNTARENAS FC

16